Salida extra, 23 de mayo de 2014 Correo
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por MiguelM   
Domingo, 25 de Mayo de 2014 00:32

Después de una semana de climatología variable, había que aprovechar el hueco que hicieron las nubes la noche del viernes al sábado, ya que las previsiones para la noche siguiente eran peores y ya se sabe que más vale pájaro en mano... Además, casi siempre la temporada primaveral es breve, y las noches son cada vez más cortas y hay que trasnochar más. Así que Stefano, Jordi y yo fuimos a Torroja dispuestos a no dejar pasar la oportunidad de ver unas cuantas cosas con Dobzilla. Una vez allí, y después de montar el telescopio, colimarlo y cumplir con la rutina de alinearlo e inicializarlo, antes de que oscureciera del todo, empezamos la observación con los objetos que menos oscuridad necesitaban de la noche: Marte y Saturno. Estado en ello se nos unió Jaume, que no se pierde ninguna oportunidad de hacer planetaria. El seeing no era bueno pero, con todo, y a pesar de que la oposición de Marte ya hacía mes y medio que había pasado, aún vimos algunos detalles interesantes, especialmente gracias a los 360 aumentos que utilizamos y al filtro W23A de Stefano que, además de mejorar el contraste de los detalles de albedo, reducía el brillo excesivo del planeta causado por los 40 cm de Dobzilla. Saturno, por su parte, ofrecía una imagen bastante decepcionante, con poco detalle.

A pesar del seeing mediocre, las condiciones de observación fueron buenas. Ni una nube hasta muy avanzada la noche, viento casi nulo, muy poca humedad y una temperatura de 10 a 13 grados. El SQM de Stefano marcó valores entre 21.07 y 21.17.

Lógicamente, estuvimos observando varios objetos de cielo profundo en la Osa Mayor, Canes Venatici, Coma Berenices, Virgo... Un poco anárquicamente porque, como casi siempre, no habíamos preparado la observación con detalle y fuimos observando según se nos iban ocurriendo cosas. A pesar de ello, aún vimos algunos objetos menos "habituales", aunque no difíciles, como la preciosa pareja de galaxias Arp 269, formada por NGC 4490 y 4485, unidas en un gracioso baile cósmico, o la nebulosa planetaria NGC 6309, en Ofiuco, que es pequeña pero cuando le aplicas aumento revela su curiosa forma alargada, casi rectangular, que unida a la proximidad de una estrella de campo muy próxima a ella hace que se la conozca como la "nebulosa del signo de admiración". 

También estuvimos comparando nuestras impresiones acerca de los colores de varias dobles vistosas y, por supuesto, unos cuantos objetos "estrella", como los globulares M3, M5 y M13, la zona central de cúmulo de galaxias de Virgo, NGC 4565, M97, M108, NGC 2403, etc. A eso de las 2 y media empezaron a aparecer algunas nubes por el sur y por el este. Esto, unido al cansancio que ya se apoderaba de nosotros, hizo que levantáramos la sesión con la sensación de haber disfrutado de una buena noche, no sin antes echar un vistazo a M57 a 360 aumentos: una visión difícil de olvidar.