Preguntas frecuentes sobre telescopios Correo
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 
Escrito por Vicente   
Lunes, 10 de Febrero de 2014 11:17

¿Qué es un telescopio?

Un telescopio es un dispositivo óptico que se utiliza para observar los astros.

¿Qué tipos de telescopios existen?

Se podrían clasificar de muchas maneras, pero la más común es según el tipo de elemento que se usa para concentrar la luz. Hay tres tipos:

1.- Refractores: son telescopios compuestos por lentes. Se usan mucho para astrofotografía, pero las lentes deben ser de una calidad buena (apocromáticos o ED) para evitar bordes coloreados en los objetos celestes a causa del cromatismo.

2.- Reflectores: también se les llama Newton y son telescopios compuestos por espejos. Suelen tener muy buena relación calidad precio. Son mucho más baratos que los refractores en igualdad de tamaño.

3.- Catadriópticos: son telescopios que combinan lentes y espejos. Hay varios tipos (Schmidt-Cassegrain, Maksutov-Cassegrain, Ritchey- Cretien), pero todos comparten la anterior configuración. Son telescopios muy compactos pero más caros.

 ¿Y qué es la montura?

La montura es el soporte donde se pone el telescopio y se pueden clasificar de dos modos:

1. Según movimiento

· Azimutal: son monturas que se mueven hacia arriba-abajo y hacia izquierda-derecha. Este tipo de montura se encuentra en telescopios muy básicos, en telescopios que se usan sólo para observación visual (Dobsons) o en telescopios que son muy grandes y necesitan una horquilla para sujetarlos.

· Ecuatorial: son monturas que se mueven de acuerdo al movimiento de las estrellas. Debe orientarse muy bien hacia el norte para que el movimiento del telescopio coincida con el del cielo. Este tipo de monturas permite hacer astrofotografía (cuando son de gama alta) y observar de una manera cómoda sin que el objeto se mueva fuera del campo de visión del telescopio.

2. Según sistema de seguimiento:

· Manuales: para moverlas hay que hacerlo a través de unos pomos manuales.

· Motorizadas: el movimiento del telescopio lo hacen unos motores que se encargan de contrarrestar el movimiento del cielo. De este modo se puede mirar cómodamente sin preocuparse de si el objeto se marcha.

· GO-TO: monturas motorizadas y computerizadas que, aparte de hacer el seguimiento como las anteriores, buscan automáticamente los objetos por sí solas. Son monturas equipadas con miniordenadores que hacen más fácil la observación.

¿Cuántos aumentos tiene un telescopio?

Un telescopio por sí solo no tiene aumentos. Los aumentos los da la combinación del telescopio con un ocular.

¿Qué es un ocular?

Es un accesorio que se acopla al telescopio. Es justo la pieza por la que miramos. Normalmente hay muchas calidades de oculares y todas vienen marcadas con unos milímetros de focal. Este dato es el que usaremos, junto con la focal del telescopio, para calcular los aumentos.

¿Qué es la focal del telescopio?

Un telescopio concentra la luz en un punto. La focal es la longitud que hay desde la lente al punto donde se concentra la luz. O sea, es lo “largo” que es el telescopio ópticamente hablando. Se mide en milímetros.

¿Y cómo se calcula es aumento?

El aumento que ponemos en un telescopio se calcula dividiendo la focal del telescopio (en mm.) entre la focal del ocular (en mm.)

X= F telescopio (mm.) / F ocular (mm.)

Entonces, ¿puedo conseguir los aumentos que yo quiera?

No. Hay una limitación física importante. La apertura del aparato es la que pondrá el límite a los aumentos. La fórmula es multiplicar la apertura en milímetros por 2,3. El aumento resultante será aproximadamente lo máximo que podremos alcanzar en una noche en la que el cielo sea ideal. O sea, que si mi telescopio tiene una apertura de 150mm el máximo será 345 aumentos. Si mi telescopio tiene una apertura de 70mm el máximo será 161 aumentos.

X máximo = DIÁMETRO DE APERTURA (mm.) x 2,3

Así que ya se puede intuir que el parámetro más importante en un telescopio será la apertura.

¿Qué es la apertura y cómo la mido?

La apertura es el diámetro de la lente o espejo de entrada del telescopio. Este dato puede estar en milímetros o en pulgadas. No es necesario medirlo, ya que viene especificado en el tubo del telescopio. Si el telescopio es americano estará en pulgadas. Se puede pasar a milímetros multiplicando por 25,3.

Los diámetros más habituales son:

Milímetros - Pulgadas

150 mm. - 6”

200 mm. - 8”

250 mm. - 10”

300 mm. - 12”

La apertura es el parámetro que limitará también otras características del telescopio como la resolución, luminosidad, magnitud límite, etc. Siempre será mejor tener un telescopio con la apertura lo más grande posible.

Entonces, ¿qué telescopio me compro?

Esta pregunta es muy difícil de responder. Hay muchos tipos de telescopios y sobretodo muchos usos. Lo primero que hay que determinar es para qué lo vamos a usar. Si quiero hacer astronomía visual necesitaré algo muy distinto a si lo que me interesa es la astrofotografía.

 

En resumen, hay dos frases importantes que definen muy bien la filosofía que hay que seguir a la hora de decidir qué telescopio comprar:

1. Si el presupuesto lo permite y tenemos suficiente espacio en casa y en el coche, lo mejor es comprar el telescopio con mayor apertura posible.

2. El mejor telescopio es el que más se usa: lo mejor es comprar un telescopio que sea adecuado a nuestro nivel y posibilidades.

Me interesa la astrofotografía. ¿Por qué tengo que comprar un telescopio refractor apocromático o ED?

Cuando la luz atraviesa una lente se produce una dispersión de los colores. Si estás viendo o fotografiando una estrella blanca el resultado final será un borrón blanco con anillos de colores alrededor. Esto es la aberración cromática. En astrofotografía este efecto se nota muchísimo y la única manera de atenuarlo es usando telescopios compuestos de varias lentes pegadas que contrarrestan ese cromatismo.

Existen varios tipos de telescopios según la cantidad de lentes que tienen:

· Acromáticos: llevan un “doblete” (dos lentes) y son los telescopios normales de hoy en día. Dan un resultado decente para observación pero no son recomendables para astrofotografía.

· Apocromáticos: estos telescopios están compuestos por un “triplete” (tres lentes) y corrigen casi en su totalidad la aberración cromática. Este tipo de aparatos son los más recomendables para astrofotografía, pero son de un precio más elevado.

· ED o “Extralow Dispersion”: realmente se trata de un doblete (dos lentes) pero que entre ellas llevan un tratamiento especial que simula un triplete. Lo que se consigue es un efecto de corrección muy parecido a un apocromático pero a precios más asequibles. Por ello, lo más recomendable es un apocromático o un ED. Para hacer astrofotografía se necesita una cámara réflex o una cámara específica para ello (CCD). Este tipo de aparatos no son los más recomendables para hacer fotos de planetas o de la luna.

¿Y si quiero hacer fotografía planetaria o lunar?

En este caso lo mejor es un reflector o un catadrióptico. Lo importante es que sea de la máxima apertura posible porque estaremos trabajando casi al límite del aumento máximo del telescopio. La apertura es lo que limitará el aumento y la resolución, o sea, la capacidad de detalle de los planetas y de la luna. Hay que tener en cuenta que la estabilidad atmosférica también influirá en la imagen final. Para hacer este tipo de fotografía lo más apropiado es usar cámaras específicas (CCD) muy sensibles.

¿Qué accesorios puedo adaptar a mi telescopio?

Existen muchas posibilidades, pero hay varios que son muy populares:

· Oculares: son las lentes por donde miramos. Generalmente vienen un par con el telescopio, pero son de calidad básica.

· Lentes de Barlow: es un accesorio que permite multiplicar el aumento del ocular. Los hay 2x, 3x y 5x, pero los más comunes son los de 2x. También hay de muchas calidades. Se ponen entre el telescopio y el ocular.

· Filtros: hay muchos tipos de filtros para muchos usos: lunares, planetarios, nebulares, antipolución, para astrofotografía, etc.

· Accesorios fotográficos: anillas y adaptadores para adaptar cámaras al telescopio.

· Inversores de imagen: hay telescopios que invierten la imagen. Si observamos el espacio, no solemos ser consciente de ello, pero cuando miramos objetos en tierra resulta muy incómodo. De todos modos, hay que recordar que un telescopio astronómico no está diseñado para usarse en tierra, aunque se puede hacer.

¿Cómo son los oculares?

Como ya hemos comentado antes, los oculares son las lentes por donde miramos en el telescopio. Los oculares se clasifican según su focal. Es su característica principal, pero no la única.

También se clasifican en función del tamaño del casquillo que se introduce en el telescopio. Los hay de 1,25” (31,8mm) ó de 2” (50,6mm). Otro parámetro importante son los grados de visión. Cuantos más grados tengan más campo de visión tendremos del cielo, es decir, tendremos más sensación de amplitud a la hora de mirar.

La calidad de los oculares depende de la cantidad de lentes que lleven dentro y de la calidad de las mismas. Los tipos más comunes (los que van con el telescopio) son los Kellner, aunque si los tenemos que comprar, es recomendable adquirir Plössl o mejores.

¿Y si tengo más dudas?

Puede pasar por el foro de la asociación donde seguro que le ayudamos.